Inicio Medios Resumen de los mejores discos de 2013

Resumen de los mejores discos de 2013

Por Omar Layús Ruiz (@NOLachus)

Estoy más grande, más ocupado y más perezoso que nunca. Mi capacidad de filtrar gana kilos que se metabolizan de manera progresiva aunque discreta. En materia musical, el 2013 fue un año marcado por el pulso de eso que vulgarmente llamamos “la industria”, como si lo “independiente” pudiera escapar de cualquiera de las dentaduras de “la industria”. Debo confesar que ya poco me interesan las búsquedas por potenciales revelaciones que terminan siendo La mejor banda del mes. Entre gigas y gigas de discos, “la industria” nos quiso hacer las cosas fáciles este año y filtró con gran estado físico a muchos de nuestros héroes habituales. Los tops-tens, rankings y listados de discos y canciones son cada vez más antojadizos, tendenciosos y falsos. Por suerte no tienen nada que ver con los que escribimos porque sí, pero sí mucho con lo que “la industria” quiere promover. Los rigores estéticos ya no están de moda. Las revistas especializadas nos sacuden lo mucho o poco que de Theodor Adorno llevamos dentro. Las cuentas bancarias de las editoriales y de #lagentedelrock son las más beneficiadas. Y así.

kanye-west2Kanye West. Ícono del hip hop global.

Al grano: El mejor disco del año es Jeezus de Kanye West. Es lo suficientemente intenso, abrasivo, fanfarrón y descarado para serlo y si no lo fuera, llegaría al número uno a las trompadas. El ultimo gran rapero global se dedica una oda a sí mismo en I am a god. Hace mierda la corrección política en Black skinhead -una de las mejores canciones de este año- y nos aprieta el corazón en Blood on the leaves, mientras samplea a Nina Simone. Atrás le siguen –sin un orden posicional- Reflektor de los canadienses de Arcade Fire -que se animaron a publicar un disco doble en 2013 con todos los riesgos comerciales que implica (el disco no fue editado en nuestro país, por ejemplo)-. Win Butler -cantante y mitad creativa del grupo- declaró sobre que durante la composición de álbum sólo podía pensar en la forma en que la gente iba a moverse con las canciones dio como resultado un trabajo que corre por fuera de lo que la banda nos tenía acostumbrados: pop de cámara por saxos jamaiquinos, canciones más percutivas y “más bailables”, sin perder ni un gramo de oscuridad. Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter dieron a luz a Random Access Memories después de 5 años de producir, grabar y recontra grabar en sus estudios de Paris comandando una mole de circuitos y teclas hecha a medida, integrada por media docena de computadoras, sintetizadores, osciladores, máquinas de ruido y kilómetros de cables que sería imposible saber qué llevan y traen. Un despliegue tan kakfiano como ambicioso para después de todos estos años entregar el disco más esperado de 2013. El resultado fueron 13 bombas que explotan cadenciosamente una detrás de la otra dejando un reguero de beats, melodías en clave lounge, con guiños funk, vocoders y un elenco de invitados con destino de knock out que muestra nombres como ¡Giorgio Moroder!, ¡Nile Rodgers!, ¡Paul Williams! (sí, todos con signo de exclamación), Pharrel Williams –voz en Get lucky, la canción del año-; Julian Casablancas (voz en el temazo Instant crush). R.A.M. aterriza en la tierra a confirmar el gesto biónico lleno de magia e invitados imposibles de reunir para cualquier proyecto. Los Daft Punk lo lograron. R.A.M. es una experiencia fascinante por el catálogo dance y electro de todas las épocas.

La primera mitad del año entregó tres discos fundamentales de este 2013: Diez años después de la edición de Reality, David Bowie publicó el single Where are we now, coincidiendo con su cumpleaños número 66. El Duque Blanco estaba de nuevo, inspirado aunque meditabundo, mostrando un pedacito de lo que sería The next day, un disco inteligente, superior. Acompañado nuevamente por su eterno productor Tony Visconti, Bowie saca de la manga clásicos instantáneos como The stars (are out tonight), Love is lost o Dirty boys, solo por mencionar algunos. Delta Machine, el disco número 13 en la inmensa carrera de los Depeche Mode, gélido y más cercano al blues, con el viraje sonoro que los acompaña desde Exciter (2001), aportó excelentes canciones como Heaven o Soothe my soul, y también cosechó buenas críticas. Por otro lado, los The National continúan dando forma a su sonido indie rock con influencias post punk, que si bien en sus primeros años los acercaba peligrosamente a propuestas como Editors o Interpol, lograron aproximarse más al folk gracias a –entre otras cosas- la notable capacidad técnica de cantante barítono Matt Berninger. El quinteto de Ohio entrega en Trouble will find me canciones como Demons, Sea of Love o This is the last time, versátiles, que se adaptan cómodamente tanto al estadio como a los sets acústicos del grupo.

arcade-fire-snl-2013Arcade Fire. Nuevo sonido después de una estadía en un castillo jamaiquino.

Sin ningún tipo apuro ni compromiso discográfico y después de decenas de colaboraciones con media humanidad el enorme Johnny Marr, ex The Smiths, sacó (por fin) su primer disco solista. The messenger es una enciclopedia ilustrada del rock británico de los últimos 30 años. Construido a partir de la columna sónica que le dio vida a la gran banda del rock independiente de los ochenta, metiendo dentro de la misma bolsa brit-pop, rock urgente y guitarras acústicas que rememoran los momentos más altos de sus años como co-piloto de Morrissey. Canciones como The right thing right (que hubiera sido elegida por Rob Gordon en el top five de los Track one Side one en High fidelity), European me o Upstars muestran la frescura de un Marr que carga unos saludables 50 años.

En Modern vampires of the city los chicos de Vampire Weekend renuncian a su influencia africana para zambullirse en un sonido ecléctico, repleto de matices multi-instrumentales y potenciales hits, con mucha percusión y saturado de recursos de estudio. La banda viaja por diferentes atmósferas que van desde el sonido entusiasta de Unbelievers al ritmo frenético de la contagiosa Diane Young, una de las mejores canciones del año. El cantante Ezra Koenig juega con su voz, que por momentos se pone en modo-ardilla y en otros se densifica. Ambicioso, sin sonar pedante ni demasiado snob.

Right Thoughts, Right Words, Right Action es el disco armónicamente más complejo y trabajado de los Franz Ferdinand. Si bien el grupo mantiene el tronco estético que los hizo relucir desde su debut homónimo, se hace evidente el rompecabezas que conforman los miembros de la banda, que a esta altura demuestra que no sonaría de la misma forma si alguno de ellos emprende la retirada. La dupla formada por Mick McCarthy (guitarra) y Alex Kapranos (guitarra y voz) sigue aportando grandes canciones. Right… es un paseo formidable por estados de ánimo que van desde el tempo ajustado de Right action a la emotividad de la hermosa balada Brief encounters. Kings of Leon es la banda con un de las discografías más parejas de los últimos diez años. El cuarteto de Nashville viene remando decenas de hits y Mechanical bull no va a ser la excepción. El grupo de los Followill continúa en la senda de las canciones bien aceitadas, el rock de estadios y baladas que ponen los pelos de punta. La voz de Caleb –que si viene apenas pasa los 30 años- está intacta y puede con todo, incluso hasta cuando se presta a algún alarido frenético. El pulso de canciones como Supersoaker, Temple o Comebackstory anclan al cuarteto al aire endemoniado de su Nashville natal.

johnny-marr-at-the-night-0011Johnny Marr. Intacto luego de 30 años de carrera y colaboraciones.

Para su tercer y homónimo disco, MGMT, el dúo integrado por Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser, expande su entorno bucólico e infantil a fuerza de alienígenas, drones y viajes introspectivos habitan en las profundidades de su folk espacial. En muchos casos la influencia de Pink Floyd puede parecer una obviedad, pero para el sucesor de Congratulations (2010), la visita al Floyd que todavía contenía la humanidad –o lo que fuera- de Syd Barret es un hallazgo conmovedor. Ese guiño, como el guiño al Swingin’ London de principios de los sesenta revitalizan una de las raíces más jugosas del rock. Es menester visitar gemas como Alien days y Your life is a lie.

2013 también nos dejó buenos discos como The weight of your love, el mejor trabajo de la pareja discografía de Editors. Grandes canciones como A ton of love nos transportan inmediatamente al rock de los ochenta, cercano a Echo and the bunnymen. El querido Trent Reznor por dos: por un lado, reunido nuevamente con Atticus Ross (con quien ganó el Oscar a mejor banda de sonido por su trabajo en Social Network en 2011), y su mujer Maryqueen Maandig para esta gran obra de tecno industrial Welcome Oblivion, una joya publicada nuevamente desde el alias de How to Destroy Angels; y por otro lado, en una nueva entrega de Nine Inch Nails y su Hesitation marks, que tiene Copy of A y Came back haunted entre sus mejores canciones. La revelación fueron los Disclosure y su disco Settle. Bien. Disco debut de este dúo del norte inglés formado por los hermanos Guy y Howard Lawrence. Hipnótico, destinado a calentar las pistas con canciones como White noise y el superhit F is for you. Editados por el selecto sello Moshi Moshi, que tiene en su catálogo a gente como Florence and the Machine, Metronomy y Lykke Li. ¿Estamos en presencia de los sucesores de Hot Chip? El paralelo es inevitable. Veremos.

disclosure-sweatersDisclosure. Nuevas caras de la pista global.

En el plano nacional, como en años anteriores, las cosas más interesantes suceden en los circuitos independientes y alternativos. Podemos decir que los mejores de 2013 son Buenas Noches América, el trabajo más ambicioso de Pommez Internacional. El grupo porteño construye una cartografía afro-asia-americana incursionando en diferentes ritmos de la patria grande y el continente negro, apoyada en hipnóticas capas de electro progresiva. Canciones como Nueva África, Capricornio y Rosario de la Frontera enmarcan el mejor disco de la banda hasta hoy; y el tercer disco homónimo de los Defórmica -sucesor de Páramo (2010)- es un trip instrumental a través rock progresivo. Contundente, a bordo de guitarras afiladas. Atmósfera de viaje espacial, grandilocuente, con teclados que acompañan sin estorbar.

pommez-700x473Pommez Internacional. Búsqueda musical sin límites geográficos.

Les siguen Atrás Hay Truenos, otra de las estrellas de la galaxia Laptra –que edita a grupos como El Mató a un Policía Motorizado y 107 Faunos- Un año después de Romanza -su primer LP, completamente instrumental- el grupo oriundo de Neuquén vuelve al estudio a bordo de 10 canciones que se balancean entre el indie progresivo, el dream pop y el shoegaze; Surfistas del Sistema, banda que viene abriéndose camino en la escena local a fuerza de guitarras encendidas y precisión pearljaminiana, con disco homónimo conformado por 10 canciones de rock clásico y contundente entre las que se destaca la melódica Déjalo ser.

Si no tenés ganas de leer el texto anterior, se hizo mención y se recomiendan estos discos:

Depeche Mode – Delta Machine

Daft Punk – Random Access Memory

Vampire Weekend – Modern Vampires In The City

The National – Trouble Will Find Me

Queens Of The Stone Age – …Like Clockwork

These New Puritans – Field Of Reeds

Johnny Marr – The Messenger

Editors – The Weight Of Your Love

Arcade Fire – Reflektor

Nine Inch Nails – Hesitation Works

MGMT – MGMT

How To Destroy Angels – Welcome Oblivion

Franz Ferdinand – Right Thoughts, Right Words, Right Action

Kings Of Leon – Mechanical Bull

Pommez Internacional – Buenas noches América

Surfistas del Sistema – Surfistas del Sistema

Atrás Hay Truenos – Atrás Hay Truenos

Defórmica – Defórmica

También se recomiendan los siguientes:

My Bloody Valentine – MBV

Sebadoh – Defend Yourself

Foals – Holy Fire

Eels – Wonderful Glorious

Pet Shop Boys – Electric

Pearl Jam – Lightning Bolt

Bill Callahan – Dream River

Placebo – Loud Like Love

The Civil Wars – The Civil Wars

The Strokes – Comedown Machine

Paul McCartney – NEW

Richard Coleman – Incandescente

Babasónicos – Romantisísmico

• Revista Cabeza

Compartir

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here