Inicio Panorama Meteoro

Meteoro

Por Omar Layús Ruiz (@NOLachus)

Nunca nos libraremos de estas estrellas, pero espero que vivan por siempre – Bowie.

15072_573915305959687_1772004319_n

1. Ni me enteré. Estaba durmiendo en el sillón. Bah, me quedé dormido después de lagrimear con Shut up and play de hits, el maravilloso documental sobre el último show de LCD Soundsystem, invento de James Murphy, que grabó dos discos a los 38 y 40 años, y se escucharon tanto que no le quedó otra que tener que salir por el mundo a defenderlos, gran parte de todo esto muy a su pesar. Problemas puramente neoyorquinos, cosmopolitas, de centro a periferia. No me imagino a un neoyorquino emocionado con tener que viajar 14 mil kilómetros para hacer un show de 2 horas y media. Que vengan ellos si quieren. Con eso quiero decir que ni me enteré, ni siquiera tras haber recibido un mensaje de texto de un amigo que se olvidó de escribirme para salir el viernes a la noche y me escribió el sábado 8 minutos antes del fenómeno.

2. Me dicen que hubo personas que lloraron ante la inminencia de la profecía maya / fin del mundo / el día del Juicio Final. Hubo gente que sintió calor, pavor, temor. También me cuentan que hubo una gran explosión, como 100 bombas de estruendo. Vivo en una esquina donde los semáforos están prácticamente dibujados, así que la mayoría de explosiones que escuché durante estos últimos dos años tienen que ver más que nada con chapas que explotan contra otras chapas que viajan en sentido contrario. Hay quienes comentan que la tierra se movió, como en un temblor. Algunos chicos asienten que después que el cielo se tiño de blanco su borrachera ya no estaba ahí. Eran pasadas las tres de la mañana, pero los adolescentes no pueden esperar a emborracharse porque todo tiene que ser así de rápido. Mi viejo me aconsejó siempre que “no hay que macharse en el primer boliche”. Hasta ahora me ha servido bastante. Todavía no he recibido ningún consejo sobre cómo actuar en instancia de asteroide.

armageddon-team-800x519

3. El 90% de las fuentes consultadas (mi madre, Facebook y algunos diarios digitales); insisten que no fue un meteorito sino más bien un bólido. En astronomía, un bólido es un meteoro muy brillante que, al tener una masa de más de 10 gramos, causa un gran surco al penetrar en la Atmósfera terrestre. Un bólido presenta la apariencia de una esfera de fuego, y no un aspecto puntual o estelar. El surco luminoso que deja a su paso por la atmósfera persiste un tiempo superior a las decenas de segundos y puede llegar a ser de varios minutos e incluso de media hora. Llega acompañado de fenómenos acústicos como una explosión y a veces se pueden encontrar en el suelo algunos fragmentos del meteoro que resisten a la completa volatilización en su paso por la atmósfera. Más allá de esta saludable explicación técnica, hubo gente que no dudó en pedir el descargo de especialistas (https://twitter.com/CarAlvarezLB/status/325947454480605184).

4. Los criterios de noticiabilidad tienen más versiones que la ensalada de papa. Pero eso es para los giles, parece. Aquí vamos a aplicar el postulado que noticia es eso que el medio considera que es noticia. El problema reside en cuando tu nota de tapa es una pedacito de roca intergaláctica, y se mantiene ahí por las siguientes 48 horas de ocurrido el fenómeno. Y como –de vuelta- la noticia es eso que el medio considera que es noticia, acá la noticia más que nada es que la noticia fue levantada como noticia por otros medios de noticias que se hicieron eco de la noticia que apareció publicada en este portal de noticias. Pocos medios le dieron tanta manija a esta noticia como el portal de noticias que abraza el onanismo de haber sido “la” fuente de la noticia.

5. Las asociaciones libres del fenómeno son casi dignas del realismo mágico. La que goza de mayor fuerza y credibilidad dentro de esta hipérbole astronómica es la que se escuchó en una esquina, cuando dos sujetos discutían sobre que el tema del meteorito iba a tener cola (sic) y que no íbamos a tener paz hasta fin de mes, cayendo pedazos de universo periódicamente durante esta semana. La realidad es que meteoritos viajan por nuestro cielo todo el tiempo aunque no los veamos, ya sea por la polución lumínica, las nubes o la vista clavada en el televisor.

6. Literatura*: Conmoción. Cuerpo celeste. Extrañas figuras en el amanecer. Espectáculo único e inolvidable. Destello blanco que iluminó la noche de una manera fantasmagórica. La habitual luz mortecina de las farolas públicas sólo heridas por los faros de los autos y motocicletas que pasaban en ese preciso instante. Un segundo fue suficiente para cambiar sus vidas para siempre, por lo que tendrán para contar a sus hijos y a sus nietos de aquí a muchas décadas más. * Todas estas afirmaciones pertenecen a la misma nota periodística. • Revista Cabeza

* Imagen destacada extraída sin mediación de la página de Facebook de Desmotivaciones Santiagueñas, enviada por  Ignacio Autalán.

Compartir

2 Comentarios

  1. Lo unico que me preocupó de este tema es ver la cantidad de camaras de seguridad que tiene la ciudad. Y que el unico que maneja esa informacion es el tio Ick. Ah, y de lo importantes que habían sido los astroLogos.

  2. “Instrucciones para actuar en instancia de asteroide” es un titulo maravilloso, Sr Editor. Como lo es su pastiche de la casa gubernamental con ese un icono de nuestras infancias. Sobre lo q es noticia, estaría bueno profundizar. Ultimamente siento arreciar la temperatura con las noticias de crimenes y me pregunto por que existen. En fin, abrazo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here